Hoja Parroquial 03-07-16
3 Julio, 2016
Hoja Parroquial 10-07-16
9 Julio, 2016

De Madrid a Cantalapiedra

Una tarde de verano nos encontramos el grupo de Jóvenes 1 de la Parroquia San Miguel de las Rozas con nuestros catequistas en los salones parroquiales, para salir todos juntos hacia lo que sería nuestra convivencia de fin de curso. Poco a poco íbamos llegando, y al final cuando estaba el grupo entero, con nuestros 4 catequistas y el sacerdote Don Daniel, los padres empezaron a hacernos fotos a todo el grupo, las cuales quedarían para nuestro recuerdo (incluyendo aquellas en las que incluso muchos no salían ni mirando a la cámara).

 

Éramos 19 personas y salimos en tres coches, a pesar de que comenzamos juntos nuestros caminos, cada uno fue por un lado por culpa del GPS que casi hizo que nos perdiéramos, Cuando estábamos cerca de Cantalapiedra, el pueblo donde nos íbamos de convivencia, nos dejaron a unos kilómetros para ir andando de peregrinación, ya que en ese lugar había un templo jubilar.

 

Antes de iniciar la caminata nos explicaron lo que era un templo jubilar y lo que implicaba peregrinar hacia él en este año de la misericordia, entendiendo que era una de las cosas que podíamos hacer para obtener la indulgencia plenaria.

 

Durante toda nuestra caminata nos la pasamos cantando, hablando, riéndonos, fue un momento muy divertido que nos ayudó a compartir como grupo y a prepararnos para nuestra convivencia. Cuando llegamos a la casa, que quedaba en frente del Monasterio del Sagrado Corazón, nos repartimos las habitaciones y nos duchamos, para así poder reunirnos y cenar en la calle (la gente que pasaba se quedaba mirando a las 19 personas cenando en la calle).

 

Para culminar nuestro día, fuimos a la iglesia del Monasterio, en donde nos acompañarían las Hermanas Clarisas, para vivir un momento de oración y de reflexión personal.

 

Al siguiente día madrugamos para asistir a misa y después de esto, desayunar. En el resto de la mañana, fuimos a conocer a las monjas de clausura (las Hermanas Clarisas), quienes nos sorprendieron con su espontaneidad y su cercanía, a pesar de poder verlas a través de una reja. Con ellas pasamos un rato muy agradable y divertido y pudimos aprender más acerca de su vocación. También ese día tuvimos tiempo para jugar y compartir una vez más, unidos como grupo.

 

Después de nuestro rato libre, nos juntamos de nuevo en la calle para aprovechar la rica comida que nos habían hecho las monjas y que acompañamos con un helado.

 

En la tarde tuvimos un concurso de talentos, que más bien parecía un concurso de no talentos… unos cantaban, otros hacían magia, contaban chistes o bailaban… nos la pasamos genial. Igualmente, tuvimos la oportunidad de ver un video sobre castidad y hablamos un poco del tema para poder entender la importancia que esto tiene en nuestras vidas.

 

Un poco antes de nuestra vuelta a Madrid, rezamos el rosario y por último hablamos de cómo vivir nuestro verano sin olvidarnos de Dios.

 

La convivencia nos gustó mucho y nos permitió disfrutar como grupo antes de comenzar nuestras vacaciones

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies