Footprints
29 diciembre, 2016
Santa Maria, Madre de Dios
4 enero, 2017

Hoja Parroquial 01-01-2017

Octava de Navidad

Palabra de Dios


Primera Lectura:  Lectura del Libro de los Números 6,22-27

El Señor habló a Moisés: -- "Di a Aarón y a sus hijos: Esta es la fórmula con que bendeciréis a los hijos de Israel: El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor; el Señor te muestre su rostro y te conceda la paz. Así invocarán mi nombre sobre los hijos de Israel y yo los bendeciré".

Salmo Responsorial

R. El Señor tenga piedad y nos bendiga.

- El Dios tenga piedad nos bendiga, ilumine su rostro sobre nosotros; conozca la tierra tus caminos, todos los pueblos tu salvación. R/. - Que canten de alegría las naciones, porque riges el mundo con justicia riges los pueblos con rectitud y gobiernas las naciones de la tierra. R/. - Oh Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben. Que Dios nos bendiga; que le teman todos los confines de la tierra. R/.

Segunda Lectura: Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Gálatas 4, 4-7

Hermanos: Cuando llegó la plenitud del tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos la adopción filial. Como sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama: "¡Abba!" (Padre). Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios.

 Evangelio:  Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 2, 16-21

En aquel tiempo los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que decían los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por lo que había visto y oído; conforme a lo se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño y le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

Comentario a las lecturas de la Misa

Después de la oscuridad larga de la nochevieja, tan cargada de euforias y brindis, brota espontáneo en la luz del primer día de enero el deseo de un “Feliz Año”. Cada día del año que hoy estrenamos es una oportunidad para ascender un peldaño en la vivencia del amor, de la alegría y la esperanza. Hoy es día propicio para soñar un mundo nuevo, habitado por hombres nuevos; un mundo en progreso, más fraterno, que se rejuvenece por los caminos de la paz, que son fruto de la justicia.

La Navidad de Dios liberó al hombre de la noche del error y del pecado y lo sacó al día, a la verdad, a la vida. A la luz de Dios encarnado el hombre pudo ver su propia figura y comprender el valor exacto de las cosas. En Jesucristo nace el “hombre nuevo”, el hombre de la paz, de la esperanza, de la alegría, del trabajo, de la libertad, del diálogo y del amor: el hijo de Dios. El “hombre nuevo” es aquel que no envejece, porque el espíritu no tiene calendario y la edad verdadera solamente se mide por los días vividos en gracia.

En estos días en que una marea de ternura sacude la tierra y se da tregua al odio y a la infidelidad, nace con fuerza nueva la paz cristiana, que es el equilibrio interior en la amistad con Dios. La paz es conquista de todos los días del año, de los primeros y de los últimos, de los viejos y de los nuevos. La paz es un don y un programa; hay que merecerla y querer recibirla, pues no es simple ausencia de violencia, sino plenitud de bien.

Es muy significativo que el año comience litúrgicamente con la fiesta de Santa María, Madre de Dios. En un mundo en que abundan los solitarios y muchos hogares están faltos de calor, el cristiano toma conciencia, en este día inaugural, de que no está huérfano y tiene Madre. Su primer acto de fe en el Año Nuevo es creer que María es la Madre, siempre Virgen, de Dios hecho hombre en Jesucristo. La verdad de la maternidad divina unida a la maternidad espiritual de los hombres es un motivo de gozo incesante y comprometedor. Al poner bajo su protección nuestra vida, le confiamos los dolores, gozos y gloria de cada jornada del año que empieza. Como devotos sencillos, pletóricos de sensibilidad sobrenatural, reconocemos que el único camino para ir a Cristo es María, camino de felicidad verdadera que nos libera de la vulgaridad de la apatía e indiferencia.

¡Feliz año nuevo, de la mano de Santa María la Virgen!


Juntos Oramos

En familia, Dios quiso nacer.
En familia, Dios comenzó a llorar.
En familia, Dios acogió al pobre y al rico.
En familia, Jesús se dejó iluminar por una estrella.

  En familia, Jesús reconoció a un nombre: MARIA.
En familia, un Niño respetó a un hombre: JOSÉ.
En familia, el Dios con nosotros
se inició en el valor de la fe.

  En familia, Jesús recibió
agasajos de humildes y regios.
En familia, Jesús supo lo que fue huir.
En familia, Jesús recibió aliento.
En familia, Jesús aprendió a vivir.
En familia, Jesús sufrió el desprecio
de los que no supieron verle ni esperarle.
En familia, Jesús vio a los pastores
cuerpo a tierra y lágrimas en los ojos.
En familia, Jesús contempló a tres reyes
con abundancia de oro, incienso y mirra ofreciéndole.

  En familia, Jesús habló y guardó silencio.
En familia, Jesús fue perdido y encontrado.
En familia, jugaba, rezaba y cantaba
y, en familia, sufrió la incomprensión
de algunos de los que le rodeaban.

Avisos

El próximo viernes 6 de enero, Solemnidad de la Epifanía. Misas a las 09:00, 11:00, 12:00, 11:30, 19:00 y 20:00

Información de interés

Sacerdotes de la parroquia
Párroco: Fernando del Castillo Flores
Vicario Parroquial: Daniel Sevillano Pascua
Misas
De lunes a sábado: 10 y 19 horas
Domingos: 9, 11 ,12, 13:30, 19 y 20 horas
Despacho parroquial
Martes a viernes de 10:30 a 12:30 y 17 a 19
Sábados 10:30 a 12:30
Confesiones
Todos los días, media hora antes de cada misa.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies