A prueba de fuego
18 Noviembre, 2016
Hoja Parroquial 27-11-2016
25 Noviembre, 2016

Hoja Parroquial 20-11-2016

34º Domingo de Tiempo Ordinario

Palabra de Dios


1ª lectura: Samuel 5, 1-3

En aquellos días, todas las tribus de Israel se presentaron ante David en Hebrón y le dijeron:

«Hueso tuyo y carne tuya somos. Desde hace tiempo, cuando Saúl reinaba sobre nosotros, eras tú el que dirigía las salidas y entradas de Israel. Por su parte, el Señor te ha dicho: “Tú pastorearás mi pueblo Israel, tú serás el jefe de Israel”». Los ancianos de Israel vinieron a ver al rey en Hebrón. El rey hizo una alianza con ellos en Hebrón, en presencia del Señor, y ellos le ungieron como rey de Israel.

Palabra de Dios.

‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡

Salmo Responsorial

R. Vamos alegres a la casa del Señor.

2ª lectura: Colosenses 1, 12-20

Hermanos:

Damos gracias a Dios Padre, que os ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz.

Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino del Hijo de su amor, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.

Él es imagen del Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque en él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles. Tronos y Dominaciones, Principados y Potestades; todo fue creado por él y para él. Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él.

Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia.

Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud.

Y por él y para él quiso reconciliar todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Palabra de Dios.

‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡‡

Evangelio: Lucas 23, 35-43

En aquel tiempo, los magistrados hacían muecas a Jesús, diciendo:

«A otros ha salvado; que se salve a si mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido».

Se burlaban de él también los soldados, que se acercaban y le ofrecían vinagre, diciendo:

«Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo». Había también por encima de él un letrero: «Éste es el rey de los judíos».

Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo:

«¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros». Pero el otro, respondiéndole e increpándolo, le decía:

«¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en la misma condena? Nosotros, en verdad, lo estamos justamente, porque recibimos el justo pago de lo que hicimos; en cambio, este no ha hecho nada malo». Y decía:

«Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino». Jesús le dijo:

- «En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso».

Palabra del Señor.

Solemnidad de Jesucristo, Rey del universo

Finalizamos el Año Litúrgico con una de las fiestas más importantes del calendario cristiano: La solemnidad de Cristo Rey. Con esta festividad de tintes escatológicos y trascendentes celebramos que Cristo es único y eterno Rey del Universo, poniendo el acento en Cristo como centro de la historia de la humanidad, centro del pueblo de Dios y rey de nuestras vidas y centro de la creación. Él es el principio y el fin de nuestra salvación, y volverá al fin de los tiempos como el Señor de los señores(1 Co 15,24) para que se cumpla por completo el Reino que Él nos dará (Lc 22,29). Reforzando esta idea la Gaudium et spes nos dice que “el Señor es el fin de la historia humana, punto de convergencia hacia el cual tienden los deseos de la historia y de la civilización, centro de la humanidad, gozo del corazón humano y plenitud total de sus aspiraciones”. El Reino tiene un sentido profundo. Este, que se hace presente entre nosotros en la persona de Cristo, en sus palabras y obras, tiene su realidad en la Iglesia, Reino de Cristo en la Tierra, destinada a acrecentarlo y en peregrinación hacia el Paraíso, al que Él mismo nos conduce.

Cristo establece el nuevo Reino de Dios para que entremos en la vida, lo que nos exige una renovación, un cambio, es decir, un compromiso personal de construir primero el Reino en nosotros mismos, dejando que Él reine en nuestros corazones, en nuestra inteligencia y voluntad, y un compromiso apostólico de extenderlo en el ambiente en el que nos movemos.

En la Biblia es el tema del Reino eje vertebrador de la historia universal. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento encontramos referencias acerca del Reino y de Cristo Rey (Zac 9,9; 14,9; Dan 7,14.27; 2,44, Mt 21,1-11; Mc 1,15 etc.)Pero ¿Ante qué tipo de Rey nos encontramos? El papa Francisco lo explica: ”Jesús no es un Rey a la manera de este mundo, para Él reinar no es mandar, sino obedecer al Padre, entregarse a Él para que se cumpla su diseño de amor y salvación” En efecto Cristo no es Rey de violencia, rencor o guerra, es un Rey humilde y sencillo, dispuesto a servir. No busca que le rindamos pleitesía, no busca imponerse por la fuerza y someternos, quiere seducirnos, conquistarnos por amor. Es Rey que llama a toda la humanidad para compartir la Gloria, su Reino de justicia, paz, amor y libertad.

Por ello, en tanto que Iglesia o gran familia de hermanos y herederos del Reino, no nos queda otro remedio, y esto dicho con gran alegría y sin resignación, que empeñarnos y trabajar por y para el Reino. En palabras de Giovanni Papini : “…vivir para ir al Cielo, vivir para lo que no se acaba”.

¡Viva Cristo Rey!


Os recordamos que los siguientes sábados de 11:00 a 12:30 horas se celebrará en nuestra parroquia la Pastoral de la Salud:
  19-11-2016, Pastoral de la salud: Principios básicos
17-12-2016, Herramientas básicas para el acompañamiento
21-01-2017, El voluntario de pastoral de la salud: Identidad y funciones
18-02-2017, Dependencia y enfermedad
18-03-2017, Jesús: Modelo de acompañamiento a quien sufre
22-04-2017, La visita a la persona que sufre la enfermedad y quienes la cuidan I: Domicilio
20-05-2017, La visita a la persona que sufre la enfermedad y quienes la cuidan II: Residencia y hospital
10-06-2017, Atención espiritual y religiosa

  Organiza:
Delegación Episcopal de Pastoral de la Salud
Arzobispado de Madrid Calle Bailén, 8. 28013 Madrid
Tel: 91 454 64 00
psalud.delegacion@archimadrid.es

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies