Hoja Parroquial 20-11-2016
18 noviembre, 2016
Convivencia en Alameda
27 diciembre, 2016

Hoja Parroquial 27-11-2016

1º Domingo de Adviento

Palabra de Dios


1ª lectura: Lectura del libro de Isaías 2, 1-5

Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén: Al final de los días estará firme el monte de la casa del Señor en la cima de los montes, encumbrado sobre las montañas. Hacia él confluirán los gentiles, caminarán pueblos numerosos. Dirán: «Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob: Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, de Jerusalén, la palabra del Señor».» Será el árbitro de las naciones, el juez de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra. Casa de Jacob, ven, caminemos a la luz del Señor.

Salmo Responsorial

R. Vamos alegres a la casa del Señor

2ª lectura: Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 13, 11-14a

Hermanos: Daos cuenta del momento en que vivís; ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer. La noche está avanzada, el día se echa encima: dejemos las actividades de las tinieblas y pertrechémonos con las armas de la luz. Conduzcámonos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas ni borracheras, nada de lujuria ni desenfreno, nada de riñas ni pendencias. Vestíos del Señor Jesucristo.

Evangelio: Mateo 24, 37-43

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio, la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre: Dos hombres estarán en el campo: a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo: a una se la llevarán y a otra la dejarán. Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejarla abrir un boquete en su casa. Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.»

Palabra del Señor.

Comentario a las lecturas de la Misa

Al comenzar el año con este relato del evangelio de Mateo no sabe uno si es conveniente seguir adelante o si mejor nos quedamos como estamos: es más bien pesimista y amenazante la profecía del Señor en el evangelio. “No sabéis en qué día vendrá vuestro Señor” suena a que no vamos a estar bien preparados cuando suceda, a que hay que vivir con miedo.

Sin embargo, la profecía de Isaías, en la primera lectura, es diferente: la visión es constructiva, el Señor va a enseñar a su pueblo, va a ofrecerle de los elementos de guerra, instrumentos para la paz, para la reconstrucción de la ciudad. Así, estas dos lecturas presentan un contraste que es la realidad de la vida y que ilustra perfectamente el tiempo del adviento. Estamos preparándonos para el día del Señor, el día final, y en este día la claridad de la luz del Señor iluminará todas las sombras para poner de manifiesto el poder de Dios. Uno de los prefacios de la misa propios de este tiempo dice: “en aquel día terrible y glorioso pasará la figura de este mundo y nacerán los cielos nuevos y la tierra nueva”. Y esto ya nos ha situado en el tiempo del adviento: la preparación, la venida que esperamos, es la segunda, la definitiva. Aquí no se está hablando del humilde nacimiento del Hijo de Dios en la carne, sino de su venida en gloria y majestad, aquella que decimos en el credo “con gloria, para juzgar a vivos y muertos”.

Por eso, las lecturas presentan esa venida terrible en el evangelio, gloriosa en la profecía



Tiempo de Adviento

¡Feliz año nuevo! Puede que para muchos pueda parecer que esta expresión queda fuera de lugar cuando aún falta más de un mes para las uvas, pero con el primer domingo de adviento la Iglesia comienza el año litúrgico.

Adviento, del latín “adventus” que quiere decir advenimiento, llegada, en nuestro caso la llegada del Hijo de Dios. La preparación de la llegada de Jesús hace inevitable pensar en María, la mujer que dio un sí sin condiciones y que nos muestra con su humildad y su disposición el camino hacia Belén. Acompañar a María en este tiempo es vivir con ella la esperanza del cumplimiento de una promesa. Ella es modelo para descubrir en lo sencillo, lo extraordinario de la obra de la salvación. Sin dudar, María se hace la “esclava del Señor” y sin condiciones acepta la salvación realizada en su vientre.

Vienen cuatro semanas para caminar hacia Belén con la esperanza del encuentro con el Salvador, y para prepararnos debemos reconocer que nos hemos alejado de su presencia y debemos volver nuestros ojos hacia Él. Por eso una de las actitudes propias de este tiempo es la conversión a la que nos anima Juan Bautista: transformarnos interiormente, vencer la ilusión de lo aparente y hacernos sensibles, afinar el oído y el espíritu para percibir lo verdadero.

Comienza la espera, pero no es una espera de brazos cruzados, sino activa. Es el tiempo para redescubrir la alegría de creer, intensificar el testimonio de la Caridad y fortalecer la esperanza. Es tiempo, en definitiva, para seguir descubriendo a Dios en nuestra vida, ese mismo Dios que se hizo niño una vez y que se quedó para siempre entre nosotros, compartiendo nuestros sufrimientos y nuestras alegrías. Es el Dios-cercano, el Dios-con-nosotros, el Emmanuel.

Las cuatro velas de la corona de adviento nos anuncian la llegada de La Luz que no se apaga. Ojalá cada uno de nosotros seamos reflejo de esa luz para mostrar al mundo la gran alegría que nos llegará en Navidad. Vivamos este tiempo con la humildad de los pastores que esperaban la llegada del Salvador estando siempre atentos como los Magos que vieron salir la estrella para ser capaces de seguirla y poder poner nuestras vidas a los pies de Dios hecho hombre.


Celebramos el Adviento

-El sábado 10 de diciembre a las 10:30 tendrá lugar el RETIRO DE ADVIENTO
-El jueves 15 de diciembre a las 19:30 nos reuniremos en la CELEBRACIÓN COMUNITARIA DEL PERDÓN

Actividades de la Parroquia

-Jueves 1 de diciembre , 19:30: Reunión del Grupo de Formación Litúrgica.
-Los días 2, 3 y 4 de diciembre se celebrará en la casa de Alameda del Valle una convivencia del Grupo de Jóvenes
-Sábado 17 Diciembre a las 12:00 Sembradores de Estrellas.

Juntos Oramos

Espero con ansia tu llegada, Señor. Necesito que vengas a calentar este frío mundo en el que habito. Quiero que deshagas esa helada niebla que me tapa la realidad. Porque necesito volver al sendero que conduce al verdadero encuentro contigo. 

(www.betania.es)

Cáritas informa

Cáritas necesita urgentemente:

  • - Mantas.
  • - Abrigos de niño de entre 7 y 12 años.
  • - Abrigos de señora.
  • - Dos cochecitos de bebé.

Cáritas: C/ Cándido Vicente nº 2; Teléfono: 916374062

Acogida: lunes y martes 10’30 a 12’30 y miércoles 17’00 a 19’30

Bolsa de trabajo: lunes 17’30 a 19’30 y jueves 10’30 a 12’30.


Información de interés

Sacerdotes de la parroquia
Párroco: Fernando del Castillo Flores
Vicario Parroquial: Daniel Sevillano Pascua
Misas
De lunes a sábado: 10 y 19 horas
Domingos: 9, 11 ,12, 13:30, 19 y 20 horas
Despacho parroquial
Martes a viernes de 10:30 a 12:30 y 17 a 19
Sábados 10:30 a 12:30
Confesiones
Todos los días, media hora antes de cada misa.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies