Reunión de padres para la Primera Comunión
6 abril, 2016
Hoja Parroquial 10-04-16
9 abril, 2016

Viviendo la Semana Santa en la parroquia

Este año, los jóvenes de San Miguel nos hemos estado preparando durante la cuaresma, con la ayuda de las catequesis que tenemos cada viernes, para la la Semana Santa.

Al llegar a esta semana, el Domingo de Ramos algunos fuimos a la Misa de la familia celebrada a las 12:00 h. en nuestra Parroquia San Miguel. Gracias a D. Miguel Ángel descubrimos el significado de estos días. En esta Misa destacaron los cantos y la bendición y procesión de los ramos, ya que celebramos la llegada de Jesús a Jerusalén.

El Lunes Santo los jóvenes nos reunimos en el coro para organizar la “Cena del Señor”, la Hora Santa del Jueves Santo, así como los Oficios de la Pasión y Muerte del Señor del Viernes Santo.

El Miércoles Santo volvimos a quedar como grupo, y esta vez se nos unieron los seminaristas Alejandro y Nacho para el ensayo de las canciones, y para terminar de organizarlo correctamente. Esta misma tarde los seminaristas también eligieron las meditaciones y el Evangelio que se iba a utilizar en la Hora Santa.

Después de nuestros ensayos, y de nuestro esfuerzo y dedicación preparando todo lo necesario, llegó el Jueves Santo. Todo empezó con el rezo de Laudes a las 10:00 h. Celebramos la Cena del Señor a las 17:00 h. con los ancianos de la Residencia Orpea, con ayuda de los seminaristas. Posteriormente, a las 19:00 h. comenzó la Misa de la Cena del Señor, pero esta vez en nuestra parroquia, en la que acompañamos a Jesús durante la última cena, en la que en la que iba a ser entregado. Después los jóvenes nos quedamos reunidos en la parroquia, para cenar todos juntos y compartir ese momento, y ensayamos los cantos y las lecturas para la Hora Santa.

Finalmente llegó la Hora Santa, y con ella uno de los momentos más tristes de esta semana: Jesús es entregado por uno de sus discípulos, y nosotros le acompañamos. Los jóvenes de la parroquia fueron los que leyeron las lecturas y las meditaciones, tras lo cual el coro les seguía con aquellos cantos ensayados, convirtiéndose en una celebración preciosa, pero triste.

Al acabar la Hora santa, a media noche, nos organizamos en coches junto con D. Daniel y los seminaristas Alejandro y Nacho, para realizar la tradicional visita de los 7 templos. En cada monumento rezamos un padrenuestro, avemaría, gloria y credo para acompañar a Jesús, así también en una de las Iglesias pedimos por el pontificado del Papa Francisco; uniéndonos una vez más como grupo y viviendo unidos la Semana Santa.

Al día siguiente, Viernes Santo, empezamos con Laudes a las 10:00 h. A las 12:00 h. celebramos el Vía crucis en la Residencia Orpea. Por la tarde, a las 17:00 h., estuvimos presentes en los Oficios de la Pasión y Muerte del Señor, acompañando a Jesús y adorando su cruz. Posteriormente, fuimos partícipes del vía crucis en la parroquia y, después, de la procesión del Cristo de los afligidos y de la Virgen de los Dolores. En esta procesión, se hacía presente el pueblo de las Rozas y los fieles de esta parroquia, además de la Protección Civil de Las Rozas a la que queremos agradecer ya que, como todos los años, ayuda y protege en las procesiones.

En este punto es importante decir que vivir la Semana Santa en la residencia Orpea ha sido maravilloso, compartir momentos tan bonitos con las personas mayores fue muy agradable, y nos dimos cuenta de que muchas veces nos hace falta hacer cosas similares, ya que eso reconforta el alma y el espíritu, haciéndote sentir vivo. Por otra parte, te crea una gran ilusión ver como las personas mayores que no pueden acercarse a la Iglesia, disfrutan y viven esos momentos al igual que nosotros. Tanto cuando cantábamos como cuando hicimos el vía crucis había mucha respuesta de parte de las personas mayores, se podía ver en ellas alegría y ganas de estar ahí, y eso es muy gratificante; lo que nos motiva a querer hacer cosas de ese estilo y poder vivir unidos como Iglesia.

Durante el Sábado Santo, la Iglesia estaba a la espera de la Resurrección. Por la noche, a las 23:00 h., estando todos de gala, celebramos el gran momento: la Vigilia pascual, la fiesta de las fiestas, una celebración llena de armonía, paz, amor. Además, pudimos vivirla con más intensidad gracias a la participación de los religiosos Agustinos Recoletos, y a todos los que ayudaron en las diversas lecturas y cantos. Después tuvimos un momento de compartir y celebrar en los salones de la Parroquia junto con el párroco, los otros sacerdotes y los seminaristas, en cual pudimos disfrutar de un buen chocolate caliente.

El Domingo de Resurrección, tuvimos horario de Misas normal, como cada domingo; como siempre, los jóvenes ensayamos las canciones a las 19:00 h. y a las 20:00 h. participamos en la celebración de la Misa.

¡FELIZ PASCUA!

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies