Camino de Santiago grupo de jóvenes

La peregrinación es siempre un signo, porque es imagen del camino que cada persona realiza en su existencia. La vida es una peregrinación y el ser humano es viator, un peregrino que recorre su camino hasta alcanzar la meta anhelada. Para llegar a esta meta cada uno deberá realizar, de acuerdo con las propias fuerzas, una peregrinación, la cual, se hará con mayor sentido en la medida que descubramos que ese destino al cual nos dirigimos, se hace camino, “Yo soy el Camino” (Jn 14), y nos pide seguir sus pasos para caminar de manera adecuada.

Deseando vivir esta peregrinación y que esta sea una oportunidad para encontrarnos con Él, el grupo de jóvenes de la parroquia, se ha puesto en marcha del 2 al 9 de agosto para vivir esta experiencia, desde Muxía hasta Santiago de Compostela.

El milagro es hacer un camino, y nosotros siempre podemos hacerlo. Tendremos la opción de pasar por él como simples turistas, como viajeros o como peregrinos. El peregrino es el verdadero caminante porque sabe que camina con la Iglesia, porque conoce que el camino es, sobre todo, un transcurso interior, en el cual, todo es don.
No importa tanto que nuestro camino sea largo o corto, sino cómo se camine. Abramos el corazón al Camino que nos acompaña siempre en cada paso que damos.
Seamos peregrinos.

¡Buen Camino!
¡Ultreia et suseia! (Mira siempre más lejos y más arriba)


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies