Gracias a todos por vuestra generosidad

Desde la parroquia de san Miguel Arcángel y su Cáritas parroquial, queremos agradecer su generosidad en este tiempo de grave crisis sanitaria y económica que estamos viviendo.

Su donativo, por pequeño que parezca, es una gran ofrenda a los ojos de Dios. Como decía la Madre Teresa de Calcuta, es una pequeña gota en el océano, pero sin esta gota, no podría existir dicho océano. Cada vez que damos de comer a una de estas personas que vienen aquí, lo estamos haciendo con Dios (cfr. Mt 25), porque no se puede separar el amor a Dios del amor a los hermanos.

Por este motivo, le damos las gracias por su ofrenda, por su entrega, cosa que hace experimentar que la vida se completa cuando nos damos a los demás. Le queremos recordar que aquí, en la parroquia de san Miguel Arcángel, tiene su casa, en la que los sacerdotes y las personas que participamos de esta Iglesia, estamos a su servicio en lo que pudiera necesitar, y así, aprendamos juntos, cada vez más, la única ley de la vida: la caridad.

Deseo de todo corazón que esta caridad que contemplamos en estos gestos pequeños y sencillos, de unos para con otros, hagan de nuestras familias y ciudades un lugar más humano, en el que podamos sabernos cada vez más hermanos los unos de los otros.

Un cordial saludo y que Dios le siga bendiciendo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies